Buscar

La guía completa para encontrar tu vestido de novia



Algunas novias han soñado desde siempre con su vestido de novia. Otras, jamás lo imaginan hasta comprometerse. Sin embargo, tienen un punto en común: en ambos casos, es una experiencia nueva porque es probable que nunca hayan probado vestidos de novia antes, experiencia con un vocabulario totalmente nuevo. Además, en muchos casos, el vestido de novia es la prenda más costosa que muchas mujeres poseerán en su vida.


En Sauvage, más que algunos tips, te compartimos la guía completa para ayudarte a encontrar tu vestido de novia.


* Empieza con una búsqueda digital


Por supuesto vas a encontrar muchas inspiraciones en redes sociales como Pinterest, Instagram o TikTok pero puedes también navegar en blogs de boda como Melissa Lara – The Wedding Journalist que se enfoca en estilo. Puedes también buscar bodas de personalidades, vestidos de alta costura…La idea es de conservar todo lo que te llama, sin discriminación aunque sean estilos distintos: podrás organizar después tus fotos en carpetas o boards de Pinterest por estilo o cualquier otro criterio que tengan en común (por ejemplo “espaldas descubiertas”, “encaje”, “volumen amplio”…)


* Sé abierta


A veces, tenemos una idea muy fija de lo que queremos, pero no es necesariamente lo que nos va a favorecer más. Aventurarse, salir de nuestra zona de confort y explorar nuevas inspiraciones puede llevar buenas sorpresas.


* Define tu ambiente de boda


Boda boho chic de Regina y Gerardo en Isla Mujeres - Foto Button Up

En el blog de Sauvage: Regina y Gerardo – Una boda boho chic en Isla Mujeres


Tener en la mente el tema de tu boda, su ambiente y hasta el venue te ayudara a escoger un vestido en adecuación con la vibra que quieres. Por ejemplo, una boda campesina con un mood silvestre no tiene mucho que ver con una recepción tradicional en un salón y el vestido en cada una será por supuesto muy diferente.


* Afina el estilo de vestido que quieres (aunque puede evolucionar)


María Alma escogió el vestido minimalista de seda Lorca Laure de Sagazan - Foto Whitelab


Después de tu búsqueda digital ve “recortando” tus inspiraciones. Viste amplio en un inicio: ahorra es tiempo de ir eliminando, afinando. Para ayudarte, puedes escoger tres a cinco adjetivos para describir tu vestido ideal: cómodo, romántico, moderno, estructurado, retro, fluido…Piensa también en los accesorios: joyería, un tocado eventual, el calzado…se trata de tu estilo completo.


* Piensa en el corte


¿Buscas algo minimalista, recto, o al contrario con más vuelo? En Sauvage, no tenemos vestidos muy voluminosos y no tenemos cortes sirena: el cuerpo debe ser libre.


* Piensa en las telas


Foto Sacramentos Fotografía


No, no todas las telas se valen. De hecho, es la tela que define la caída de un vestido. Un poliéster puede crear hinchazón y tiende a ser más rígido. Al contrario, la seda es una tela natural que deja el cuerpo fluir. En Sauvage, trabajamos exclusivamente con telas finas de origen natural: seda, encaje francés…Eso permite tener caídas increíbles.


* Define tu presupuesto


Según las materias utilizadas, el método de confección (confección artesanal o producción en fabrica) y el país de fabricación, el precio de un vestido cambia mucho.

Es bien importante definir tu presupuesto para ahorrarte tiempo y más importante, evitar una decepción. El objetivo es de evitar lugares en donde te pueden gustar los vestidos pero que en definitiva no encajan con tus números.

En Sauvage, el precio promedio de nuestros vestidos es de 55 000 MXN y nuestro rango se extiende de 43 000 hasta 76 000 MXN. Además, tienes que definir también quien va a pagar el vestido y si son varias personas, como lo van a dividir.


* Selecciona cuidadosamente los showrooms que vas a visitar


El showroom de Sauvage - La novia libre


Investiga bien el showroom antes de agendar una cita. Las dos preguntas más importantes son: ¿El estilo corresponde al tipo de vestido que busco? y ¿Encaja con mi presupuesto? Si la información no es necesariamente publica, no dudes en marcar o en mandar un correo al lugar. En Sauvage, puedes encontrar esta información en la sección de preguntas y ver nuestra colección aquí: Ser novia libre.


* Evalúa bien los tiempos


Planifica bien tu timeline hasta el día de tu boda: no es necesario acudir a tus pruebas un año antes (cada año salen nuevas colecciones) pero tampoco te esperes a dos meses de tu gran día. En Sauvage, te aconsejamos pedir tu vestido con 6 meses de anticipación, lo que implica agendar tu primera cita alrededor de 8 meses antes. Sin embargo, hacemos “rush orders” para nuestras novias en el apuro (3 meses).


* Agenda tus citas con anticipación


Coni lleva un conjunto top y falda Laure de Sagazan - Foto Alejandro Celez

En el blog de Sauvage: Coni y Javier – Una boda más allá de las fronteras


Agendar una cita es requerida para probar vestidos de novia, eso para poder atender a las novias de la mejor manera posible.

Planea bien tus citas porque no vas necesariamente encontrar un espacio disponible de un día por el otro y si puedes, agenda de preferencia entre semana: usualmente los fines de semana se llenan rápido y los espacios entre semana son más tranquilos.


* Espacia tus citas


Laure lleva el vestido Bukowski Laure de Sagazan


Toma tu tiempo para disfrutar el proceso. No es muy recomendable hacer un maratón de pruebas en un día porque te va a saturar.


* No excedas las citas de prueba


Si seleccionaste bien los showrooms que vas a visitar, es decir que corresponden realmente a tu estilo, no deberías ir a más de 3 o 4 lugares distintos. Ir a más pruebas te va a generar frustración porque por supuesto muchas no van a tener lo que estas buscando y te vas a agotar.


* Selecciona cuidadosamente tus acompañantes


Christianne y su crew - Foto Belmont Weds


Por supuesto que quieres dar el gusto a tu mama, tus hermanas, tu suegra, tu cuñada, tus amigas…Sin embargo, si a veces es difícil ponerse de acuerdo para escoger una película o un restaurante, imagínate para un vestido de novia…Cada quien va a tener su opinión, es inevitable y es perfecto: un mundo en el cual nos gustaría a todos lo mismo sería muy aburrido. Pero lo que necesitas, son personas quien te conocen y que, en lugar de solo expresar su opinión, van a poder apoyarte porque saben tu estilo y tus gustos.

En Sauvage, puedes venir a tu cita con dos acompañantes. Puedes también perfectamente ir sola.


* Ven a tu cita de prueba preparada


Lo ideal es venir sin maquillaje, es decir lo más natural posible y llevar puesta una lencería nude con copas o pezoneras. Te ayudará a proyectarte mejor porque si pruebas vestidos con espaldas descubiertas no se verá muy lindo con un sostén.

Puedes llevar también un par de zapatos. En Sauvage, tenemos el calzado Flor de Asoka pero si tienes una talla muy chica o al contrario muy grande, ven con los tuyos para sentirte lo más cómodo posible.



Por fin, si tienes una joya de familia importante que consideras ponerte el día de tu boda, llévala a tus pruebas también.


* Lleva tus inspiraciones


Barbara tuvo un boda con el tema Art Deco Gatsby - Foto Morgane Ball


Que sean boards de Pinterest o simplemente fotos de tu venue, de flores, eso ayudara a visualizar mejor lo que buscas.


* Considera la temporada y el lugar en donde te vas a casar


Laure personalizó su vestido con un cárdigan de lana Sézane y un calzado de terciopelo Flor de Asoka


Mangas largas en la playa no parecen lo más apropiado, sin embargo, no tienes que necesariamente seguir reglas tampoco, solo ser consciente del ambiente de tu boda e ir moviéndote con estos parámetros. Por ejemplo, si vas a tener una boda fresca, en el bosque o hasta en un lugar nevado y que no quieres mangas largas, puedes irte por un vestido de mangas cortas, pero considerar un cárdigan o un suéter de lana fina.



* La talla no significa nada


En el taller de Laure de Sagazan - Foto Chloé Lapeyssonie


En la mayoría de los casos, la talla no significa nada y es todavía más cierto para un vestido de novia: es solo un número y es irrelevante. En Sauvage tenemos los prototipos en talla de prueba (talla 38) pero al final, tomamos sus medidas al momento de pedir el vestido y nos encargamos de los ajustes finales.


* No te presiones con el peso


Aunque estas siguiendo una dieta particular o planeas perder peso para el día de tu boda es importante pedir tu vestido a tu talla actual. Pedir el vestido en una o dos tallas más chicas solo te va a generar presión: toma en cuenta que un vestido de novia se puede ajustar hasta dos tallas menores.


* Prueba, prueba, prueba


Sofia lleva el vestido clásico minimalista Laure de Sagazan - Foto Sgn Fotografía


En la mayoría de los casos, un vestido de novia en un gancho no tiene nada que ver con el vestido puesto. Jamás sabrás como te va a quedar hasta que te lo pruebes.


* Ten en cuenta los costos extra


En Sauvage, incluimos los ajustes finales, pero no es necesariamente el caso en todos lados. Además, considera que cada modificación tiene un costo extra y que más adornos y más modificaciones van a elevar el precio final del vestido.


* No todo se puede modificar


En el taller de Laure de Sagazan - Foto Laurent Nivalle


Se pueden hacer muchas cosas y en Sauvage, hacemos todo lo posible para que nuestras novias tengan el vestido que les corresponde verdaderamente. Sin embargo, si las modificaciones que pides tocan la estructura del vestido, entonces puede que no sea el vestido para ti.


* Considera un “Sample Sale”


Si tu presupuesto es limitado pero que buscas un vestido de alta calidad, considera el sample sale: en Sauvage son modelos del showroom que sirvieron únicamente para las pruebas y que ofrecemos con un descuento. Incluimos por supuesto los ajustes y el servicio de tintorería.


* Piensa en ti


Elena lleva el vestido Bukowski Laure de Sagazan y un calzado Jimmy Choo - Foto Whitelab

En el blog de Sauvage: Elena y Luis – Una boda natural en Coyoacán


No se trata de dar el gusto a tu mama o a cualquier otra persona. Tu vestido te debe corresponder a TI: no importan las expectativas de los demás.


* Step back


El espejo es una cosa, pero solo una cosa. Toma el tiempo de ver las fotos de tus pruebas en tu casa y de analizarlas bien: es posible que tengas una visión diferente. Usa este tiempo personal para proyectarte el día de tu boda: ¿En cuál vestido te ves? Si sigues dudando, vuelve a probar.


* Escucha tus sensaciones


El top de encaje María Alma: el modelo Murat Laure de Sagazan - Foto Whitelab


A veces, un vestido llena todos tus criterios, pero no te sientes a gusto: es un NO GO. Tienes que sentirte bien y sentirte tu misma.


* Plática con alguien en quien confías


Alejandra lleva un conjunto top y falda Laure de Sagazan - Foto Isabel Ortega

En el blog de Sauvage: Alejandra y Pedro – Una boda orgánica en Tepoztlán


Si dudas entre dos vestidos, compártelo con alguien cerca de ti que te conozca y que lo puede discutir contigo.


* No tomes la decisión bajo presión


No hay ninguna razón para que un showroom te presione. Escoger un vestido de novia es un proceso que se tiene que disfrutar.


* No tienes que llorar


El vestido de Antonieta: el modelo Moss por Caroline Takvorian - Foto Alfonso Flores

En el blog de Sauvage: Antonieta y Gibran – Una boda en la Casa Pedregal de Luis Barragán


Existe un mito que dice que cuando una novia encuentra su vestido de novia, se pone a llorar al momento de probarlo y siente una emoción muy fuerte. Sin embargo, no es siempre el caso. De hecho, en la mayoría de los casos, no ocurre.


* Sé tú misma


Agustina lleva el vestido moderno Schubert con el cinturón Aime Laure de Sagazan - Foto José Pereyra

En el blog de Sauvage: Agustina y Dragan – Una boda típicamente argentina


Si jamás de tu vida te has puesto tacones, no lo hagas: experimentar en una boda no es lo más conveniente. Si eres sencilla, es probable que un vestido muy voluminoso no sea lo tuyo. Un vestido de novia no es un disfraz: es una prenda que te sublima. Si tu closet es original dale por este lado, pero si eres más casual, vete por un vestido más minimalista. En pocas palabras, traslada tu estilo personal a tu vestido de novia.


* Sé libre


Yanina y Abraham en el campo: Yanina lleva el vestido Lorca Laure de Sagazan - Foto María Moncada


Escoge un vestido que te dé libertad de movimientos. Una boda puede parecer muy larga si no te sientes a gusto. El buen vestido es él que no tienes ganas de quitarte, con el cual te proyectas el día de tu boda, con el que te identifiques, con el cual ya no sientas la necesidad de acudir a más pruebas.


Y cuando ya tomaste tu decisión, ya deja de ver más vestidos. Siempre habrá nuevos vestidos y sin duda hermosos pero el tuyo es el bueno. Ya es tiempo de concentrarte en otros aspectos de tu boda.

51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo